Web de Carlos Donaire Celis

BIENVENIDOS A LA TRIBU NESTPEM

La necesidad más primitiva del ser humano es relacionarse con otros. La tribu, en el sentido tradicional, surge a partir de la asociación de varias familias que habitan un determinado territorio. Nosotros, los emprendedores habitamos el territorio del esfuerzo, del optimismo a pesar de los diversos entonos poco favorable que a veces no ha tocado vivir. Bienvenidos a la Tribu Nunca ES Tarde Para EMprender,  a trabajar en red y en mutua colaboración.

QUIENES SOMOS, QUIENES SEREMOS

En principio y en final somos personas, con anhelos distintos, pero compartimos quizá el talento emprendedor y la ganas de conseguir excelencia. Repartidos por tres continentes y que por alguna razón, la vida nos reunió. También decir, que con todos estos emprendedores he tenido la fortuna de trabajar,  como consultor, diseñador o bien a veces solo como whisper eventual. He intentado conocer sus negocios o actividades y siempre insuflarles las mismas ganas y motivaciones que yo tengo por hacer mi trabajo.

SANDRA DÍAZ

Sandra Díaz, dirige y trabaja Glasse Madrid, una pastelería en un céntrico o barrio madrileño. Esta chilena afincada en Madrid desde hace 15 años,  tiene una mano prodigiosa para hacerte llorar cuando pruebas una de sus empanadas y el surtido de tartas es notable. Tiene servicio a domicilio. Algún día le pediremos que nos cuente como lo ha hecho. De momento os invito a descubrir el talento de Sandra.

SANDRA DÍAZ

Sandra Díaz, dirige y trabaja Glasse Madrid, una pastelería en un céntrico o barrio madrileño. Esta chilena afincada en Madrid desde hace 15 años,  tiene una mano prodigiosa para hacerte llorar cuando pruebas una de sus empanadas y el surtido de tartas es notable. Tiene servicio a domicilio. Algún día le pediremos que nos cuente como lo ha hecho. De momento os invito a descubrir el talento de Sandra.

SANDRA DÍAZ

Sandra Díaz, dirige y trabaja Glasse Madrid, una pastelería en un céntrico o barrio madrileño. Esta chilena afincada en Madrid desde hace 15 años,  tiene una mano prodigiosa para hacerte llorar cuando pruebas una de sus empanadas y el surtido de tartas es notable. Tiene servicio a domicilio. Algún día le pediremos que nos cuente como lo ha hecho. De momento os invito a descubrir el talento de Sandra.